Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una molécula que consiste en una combinación de azúcares. Se produce de forma natural en el cuerpo, particularmente en el tejido conectivo (tejido de soporte a diferentes estructuras del cuerpo) y en otros fluidos biológicos a los que proporciona viscosidad.

En la piel, el ácido hialurónico llena el espacio intercelular y contribuye a la hidratación y a la unión entre las moléculas (cohesión) de los tejidos. Se utiliza en medicina estética  por sus propiedades hidratantes , por su capacidad de actuar como material de relleno y por su capacidad de estimular la síntesis de colageno . Con el logramos reponer volúmenes de tejido que se van perdiendo con los años por consumo, y que va dando paso a movimientos de las estructuras faciales que culminan generando surcos, hendiduras y líneas de expresión.

Nos permite reforzar o reestructurar elementos faciales consiguiendo devolver su forma inicial. También se puede recrear una forma nueva en el caso de algún defecto congénito o adquirido. Podemos definir o contornear el rostro. Balancear  estructuras logrando generar armonía entre el conjunto de elementos faciales. El fin común de estos tratamientos es el de embellecer el rostro aportando un aspecto más saludable, mejorando los atributos emocionales negativos impuestos por los signos  del envejecimiento (surcos, arrugas, hendidura, flacidez)  mediante el lenguaje no verbal (cansancio, tristeza, enfado) y los cuales podemos modificar a nuestro favor  para una mejor comunicación e integración social.

 

El ácido hialurónico es un material duradero más NO es permanente!

Es importante destacar que el resultado de los tratamientos son transitorios. Tienen una duración variable. La vida media suele ser de unos 8 a 12 meses aproximadamente. Esta variabilidad depende de múltiples factores. Algunos propios al producto como las características reológicas del ácido hialurónico. Otros factores más individuales ligados al estilo de vida; por ejemplo sabemos que las personas fumadoras consumen más rápido el ácido  hialurónico que las no fumadoras. La duración del efecto también puede acortarse en personas portadoras de enfermedades crónicas.

¿Es seguro?

En los últimos años el ácido hialurónico ha demostrado ser una de las tecnologías más seguras que existen para el rejuvenecimiento facial, previniendo y corrigiendo múltiples signos de envejecimiento. Presenta una tasa de reacciones adversas muy baja (esto no significa que esté exento de complicaciones). Otro elemento de peso para inclinarse por esta tecnología  es que los resultados son predecibles y reproducibles, lo cual lo hace un material de fácil manejo tanto a la hora de planificar como de ejecutar los tratamientos. Para aumentar su margen de seguridad, cuenta con antídoto, la hialuronidasa una sustancia que lo degrada de llegar a ser preciso.

Cuales son los tipos de tratamiento con ácido hialurónico:

  • Tratamientos estructurales: buscan devolver  el soporte óseo intentando reposicionar los tejidos, mientras recrean la estructura facial perdida con los años.
  • Tratamientos de definición: consiguen mejorar los contornos faciales, con el fin de remarcar y definir la línea  mandibular  y el ovalo facial.
  • Tratamientos de embellecimiento: buscan exaltar la belleza de ciertas estructuras para mejorar el aspecto facial; por ejemplo el diseño de labios, el surco de las ojeras, y el código de barras.

 

¿Duele? 

Siempre duele ya que se trata de inyecciones, pero el nivel de dolor es bajo y muy bien tolerado. Para mayor confort utilizó anestesia previa en forma de crema y el ácido hialurónico contiene lidocaína en su mezcla, por lo que aumenta la sensación de confort a medida que se administra.

 

¿Deseas saber más sobre este tratamiento?
Reserva ahora tu cita de asesoramiento facial y plan integral de tratamiento en donde estudiaremos juntos tus necesidades reales, identificamos tus puntos a tratar para resaltar tu máximo potencial y diseñaremos un plan de acción a medida y personalizado.

Social Media

Open chat