La consulta en medicina estética

Todos mis pacientes acuden a la consulta con un fin común embellecer y mejorar su imagen. Pero la gran mayoría de ellos no sabe cómo empezar ni lo que están buscando para mejorar. Muchas personas solicitan tratamientos que están de moda, o el mismo tratamiento de su amiga o vecina porque consideran que le ha sentado muy bien y que ellas o ellos también se pudiesen beneficiar al recibir el mismo tratamiento para mejorar su aspecto. 

Lo cierto es que no todos los rostros son iguales, y que aunque todos los signos de envejecimiento son universales e iguales para todo los seres humanos, el ritmo en que estos empiezan a mostrarse es muy distinto de individuo a individuo. 

Ahí, radica la importancia de la valoración médica. Es el momento en donde el médico intenta entender las necesidades, objetivos y expectativas de cada paciente mientras lo analiza y dilucida lo que esté  realmente necesita, cuales son los tratamientos de mayor impacto para ella o él y cual seria la forma mas efectiva de iniciar un plan de tratamiento que se ajuste a sus necesidades personales.

Por lo tanto considero importante tener algunos puntos claros antes de acudir a tu consulta medica.  En primer lugar hay que ubicar un punto de partida. Antes de tu visita mirate al espejo e intenta listar en orden de importancia de mayor a menor,  tres elementos de tu cara o cuerpo que quisieras mejorar o trabajar. Esto agiliza la comprensión de ambas partes y hará que saques el mayor provecho de tu visita. 

Intenta acudir a la visita sin maquillaje o con el mínimo posible. Las mujeres conocen bien los efectos y resultados que se pueden conseguir mediante el uso de maquillaje. Por lo tanto saben que puede modificar discretamente las facciones faciales. Esto significa que también pueden modificar para nosotros los profesionales puntos de referencia en la cara, conllevando a diagnósticos imprecisos, errores de cálculo o a sesgos durante la evaluación. Entiendo que muchas veces acudas directo del trabajo, pero intenta en la medida de lo posible, lavar tu cara y aclarar tu maquillaje antes de la visita. 

No es imperativo, pero sería de gran utilidad si traes contigo una o varias fotos de años o décadas anteriores. Esto me ayudará a valorar cómo ha envejecido tu rostro, qué zonas han perdido volumen, que estructuras tenias y cuáles no. 

Nosotros los profesionales no tenemos ninguna intención de herir tu sensibilidad. Pero ciertamente entendiendo que tratamos temas que a veces no son gratos para la persona que está siendo analizada, ya que se resaltan los aspectos negativos de su físico. Recuerda que nadie es perfecto (incluyendome) pero que estamos utilizando la ciencia y tecnología para contrarrestar los signos del tiempo y mejorar tu aspecto. Ten un poco de paciencia, entiende que no es nada personal y mantén una actitud receptiva durante tu visita. 

Comprender la Importancia de la dosis correcta es clave. Al día de hoy hemos avanzado tanto a nivel de estética facial, que ya tenemos toda la cara codificada, los puntos a tratar junto con  sus dosis mínimas efectivas para conseguir resultados. Esto nace a raíz de que muchos pacientes después de ciertos tratamientos quedaban con la sensación de haber perdido su tiempo y dinero sin llegar a conseguir  los resultados que buscaban. Muchos pacientes han sido infratratados, ya sea por no disponer de un presupuesto adecuado que cubriera sus necesidades y querer abarcar múltiples zonas faciales (dilución del tratamiento) y o  combinado con la falta de conocimiento de la dosis correcta por parte del médico tratante, o por consentir la decisión no profesional del paciente mediante su lógica coloquial (no médica). Por más que pienses que un poquito de producto aquí y allá va a lograr los resultados esperados, no lo hará a menos de que cumpla con las dosis mínimas efectivas. 

Por último quiero exponer que no poseemos un portal de belleza en donde atraviesas y te conviertes en princesa de fábula que tu mente a preconcebido. La medicina estética es un tema de procesos, donde se van consiguiendo resultados progresivamente, mediante la combinación de tratamientos. Entiende que los tratamientos desencadenan respuestas inflamatorias, por lo tanto los primeros días probablemente no estés 100 por ciento a gusto con tus resultados, pero si eres paciente te aseguro que te encantaran. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *